Don't talk, if you can read; don't read if you can write; don't write if you can think. HANNA ARENDT, Diario filosófico

martes, 2 de febrero de 2010

RoBoTs

Por Iván Jiménez Rubio y Victoria Pachón de la Torre

De todos es sabido, que estamos en la era tecnológica. Una etapa en la que este campo se está desarrollando a una velocidad pasmosa. Pero la mayoría de nosotros en realidad, no somos conscientes de lo que realmente se ha conseguido ya, de las consecuencias que esto puede tener, e incluso de que en este instante, hay en marcha miles de proyectos, muchos de los cuales cambiarán nuestra vida.
Para hacernos una idea, hemos recopilado una serie información acerca de los robots más avanzados que se conocen.
Empecemos por uno, que a simple vista puede parecer sencillo. Los peces robot. Son sólo un ejemplo de los intentos de imitación del hombre a la naturaleza. Aunque ya se ha hecho con varios animales, este invento es el más popular, ya que permite tener peces en un acuario de por vida, con el único mantenimiento que cambiar la batería de vez en cuando. Muchos restaurantes han apostado por este invento, para atraer clientes.

En segundo lugar, hablaremos de un robot, calificado como excelente por la mayoría de los expertos en robótica. BigDog es un robot andador, cuadrúpedo, dinámicamente estable, para uso militar. Fue creado en 2005 conjuntamente por las compañías Boston Dynamics y Foster-Miller, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa y la Concord Field Station de la Universidad de Harvard. Tiene el tamaño de una mula de carga pequeña, y está destinado para lo mismo, transportar municiones, y víveres por terrenos demasiado abruptos para otros vehículos. Además no necesita un humano al con él, por lo que pude pasar por territorio enemigo, sin miedo a perder unidades humanas. Aquí podéis ver las capacidades de este robot, y su similitud en cuanto a los movimientos a un “perro-grande”.
Los terceros robots de nuestro grupo, son los llamados inteligentes. Aunque realmente no sean capaces de pensar por ellos mismos, pueden afrontar problemas, y elegir el mejor modo de solucionarlos de entre una gran lista.
Los más impresionantes en cuanto a esta característica son:
-Rubik robot: capaz de resolver cubos de rubik, estén en el estado que estén.
Enlace
-Robot violinista: Capaz de tocar infinidad de partituras, con una precisión superior a la humana.
Enlace
Y el desarrollo no cesa. Hay incluso robots manejados por animales.
Este por una cucaracha:
Y este otro, por el cerebro de una rata: Enlace
Todo en su justa medida está bien el problema llegará cuando la tecnología alcance tal punto, que sea un problema para el ser humano. ¿Y si no llegamos a diferenciar a las personas de los robots? ¿Y si un cerebro humano se implantara en un robot?

Al fin y al cabo, como dice Knuffer (experto en robótica) "Acercarse a algo humano, pero que no es humano, asusta",
"Tengo la teoría de que todo se remonta al Frankenstein de Mary Shelley: que no se debe jugar a ser Dios". Pero añade que no hay nada que temer. Si un robot se desmanda, dice, "basta con quitarle las pilas".
Por muy avanzado que esté un robot, nunca podrá compararse al ser humano. Y hoy por hoy, es muy difícil visualizar a un robot diseñando o inventando otro robot.
Aún así no debemos dejar de estar alerta, ya que sólo y únicamente les superamos en una cosa: La mente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada