Don't talk, if you can read; don't read if you can write; don't write if you can think. HANNA ARENDT, Diario filosófico

miércoles, 10 de febrero de 2010

Una buena noticia sobre la pena de muerte

 Como hemos estado hablando y debatiendo últimamente sobre este problema, publico una copia de un e-mail que ha enviado Amnistía Internacional. Los éxitos que tiene en ocasiones AI en sus campañas concretas para evitar lapidaciones o ejecuciones de otro tipo hacen pensar acerca de lo poco que hace falta para contribuir a salvar la vida de algunas personas: un click de ratón y medio minuto multiplicado por miles de individuos que avergüenzan a través de Internet a los gobiernos y sistemas legales que mantienen esta forma de castigar los crímenes (en ocasiones "supuestos crímenes").


¡Hemos vuelto a hacerlo! Hemos contribuido decisivamente a sacar a otro hombre del corredor de la muerte, esta vez en Yemen. Se trata de Nabil Manakli, de nacionalidad española, que fue condenado a muerte en 2003 por su presunta relación con un atentado bomba seis años atrás. El tribunal admitió como prueba confesiones presuntamente hechas bajo tortura.

Después de muchos años de campañas para salvar la vida de Nabil, en Amnistía Internacional celebramos ahora que el gobierno yemení  haya reaccionado a nuestra presión y haya conmutado su condena por una pena de cárcel. Una noticia que nos da fuerza para seguir trabajando por la abolición total de la pena de muerte en el mundo.

Y aunque hoy estamos de enhorabuena, no olvidamos que miles de hombres y mujeres aún están condenados a muerte en el mundo y necesitan que sigamos luchando por ellos. Sólo en 2008, hubo 2.390 ejecuciones y se calcula que al menos 8.864 personas fueron condenadas a muerte.

Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada