Don't talk, if you can read; don't read if you can write; don't write if you can think. HANNA ARENDT, Diario filosófico

sábado, 17 de abril de 2010

LA ANOREXIA NO LUCE, MATA

 Por Inmaculada Martínez y Beatriz Ochoa 1º BACH A



Definimos la anorexia como la pérdida del apetito para perder peso de forma rápida mediante la restricción de la ingesta de alimentos, especialmente aquellos con alto contenido calórico.
El mundo adolescente es muy frágil. Muchas adolescentes tienen como objetivo principal gustar, ser populares, no ser “bichos raros”. Algunas de estas personas viven acomplejadas por su cuerpo, ven a sus modelos y actrices favoritas y observan su fama, su vida perfecta y su cuerpo 10. Es aquí cuando empiezan a compararse con ellas y se hunden, se odian y se maltratan a sí mismas intentando cambiar lo más evidente: SU
CUERPO, dejando de comer mediante dietas extremas, vómitos, y consejos que entre ellas comparten, los llamados “Tips” (consejos variados para obtener el cuerpo deseado). En estas listas de consejos se encuentran algunos tales como:
-Qué ropa llevar: “Cuando estés en casa lleva ropa ajustada para recordar lo GORDA que estás y al salir a la calle, lleva ropa ancha para que la gente no note que estás adelgazando”.
-Cómo comer acompañada: “Utiliza un baso opaco para echar la comida mientras finges que bebes agua”.
-Cómo vomitar mas fácilmente: “ Toma un trago de agua entre cada bocado, esto ayudará a que la comida salga más fácilmente”.
Todos estos consejos tienen como finalidad hacer ver a las chicas anoréxicas que lo que hacen está  bien y no es dañino, pero todos sabemos que a largo plazo realizar estas actividades produce graves daños y tenemos que hacerlo ver, cambiando la idea de “cuerpo perfecto” empezando por la moda.
Es cierto que últimamente las pasarelas se han concienciado (gracias a campañas contra la anorexia) de que sus pasarelas deben exhibir modelos con una nutrición equilibrada, modelos que representen la variedad de cuerpos de mujeres de la actualidad y así conseguir que éstas se vean reflejadas en el tan valorado mundo de la moda y se vuelvan a sentir seguras de ellas mismas pero aún así no basta, todavía miles de jóvenes siguen sufriendo dicha enfermedad. La cantidad de muertes por anorexia en el mundo de la moda y las pasarelas ha despertado indignación  y miedo. Es un problema de nuestra sociedad del que debemos ser conscientes. No podemos permitir que nadie de nuestro entorno muera por lucir a la moda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada