Don't talk, if you can read; don't read if you can write; don't write if you can think. HANNA ARENDT, Diario filosófico

jueves, 8 de abril de 2010

MODA PELIGROSA

María José Pizarro Martínez y Clara Marín Carballo, 1º bachillerato B

Hace poco ha empezado a extenderse una nueva moda que consiste en que las chicas se pongan pulseras de colores con un significado especial. Cada color de estas pulseras dice cómo de lejos estas dispuesta a llegar en las relaciones sexuales. Van desde el amarillo, que significa “sólo abrazos”, hasta el color negro, que significa “completo”, pasando por infinidad de tonalidades, cada una con un significado.
Hace una semana aproximadamente, dos niñas fueron asesinadas en Brasil a causa de esta moda. Esto se sabe porque, en teoría, cuando se realiza la práctica asociada al color de tu pulsera, el chico debe arrancártela. Junto a sus cadáveres aparecieron las pulseras desgarradas.
Estos asesinatos y multitud de violaciones anteriores se deben a que muchas niñas llevan estas pulseras por el simple hecho de que conjuntan con su ropa, sin preocuparse de los problemas que pueden derivar de esto. Muchos chicos se acercan a ellas con una idea errónea provocada por estas pulseras y cuando obtienen una negativa, se enfadan y en algunos casos pueden llegar a violarlas e incluso a matarlas.
Esta moda, que surgió en el Reino Unido, hace unos años, ha llegado incluso a ser prohibida en estados de Brasil por incitar a las violaciones, y está provocando temor entre las mujeres ya que les impide llevar complementos de colores similares a los de las pulseras porque pueden ser confundidas con éstas y ser una amenaza para su seguridad.
Mira atentamente las fotos. Parecen pulseras normales.¿No son fáciles de confundir con las que podéis llevar tú, tu hermana o tu amiga?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada