Don't talk, if you can read; don't read if you can write; don't write if you can think. HANNA ARENDT, Diario filosófico

domingo, 3 de abril de 2011

Nietzsche y la manipulación de su pensamiento

     Esta semana hemos comenzado a explicar a este filósofo y conviene reposar un poco la mirada en la parte más biográfica, de la que solemos prescindir en clase en favor de la filosofía de cada autor. Esto quizá sea más importante aún en Nietzsche debido al intento de manipulación que sufrirá su obra, empezando por su propia hermana nada más morir el filósofo.

      Nació cerca de Leipzig, actual Alemania, en 1844. Hijo de un pastor luterano que morirá en 1849, se criará con su madre, su abuela, su hermana y dos tías. Fue un alumno dócil y brillante. Cuando llegue a la universidad se entusiasmará con los cursos Ritschl (filólogo) y renuncia entonces a seguir a su padre en el presbiteriado, abandonando las creencias religiosas. Ritschl, que lo considera un genio, le apoyará de forma que a los 24 años será profesor de filología clásica en Basilea. De 1869 a 1879 dará clases en la universidad y en el instituto. Pero su vocación a la filosofía despertará en 1865 cuando lee El mundo como voluntad y representación, de Schopenhauer. Queda sorprendido por esa filosofía, como también por la música de Wagner.
De estos contactos y otros surgirá una convicción: no se trata de conocer la historia, sino de hacerla. Porque la verdadera cultura es la que nos hace desembocar en la vida y la acción.
     A partir de 1878 su salud sufre una profunda merma por la sífilis. Deja la enseñanza y la Universidad de Basilea le concede un retiro. Desde entonces viajará por toda Europa buscando alivio a su enfermedad.
     En 1882 sufre por un amor no correspondido con Lou Andreas-Salomé. Esta mujer compartió los secretos más íntimos de la filosofía de Nietzsche, pero luego encontró su camino junto a Paul Rée (amigo y discípulo de Nietzsche). Sus obras no tendrán éxito en Alemania. antes de su muerte. En enero de 1889 le sobreviene un ataque y delirios. Morirá atendido por su hermana en 1900.

       Su hermana, a su muerte, recogerá notas dispersas que quedaron en los cuadernos de Nietzsche y compondrá La voluntad de poder, que busca manipular las ideas de Nietzsche para apoyar el nacionalismo alemán y el antisemitismo. Estas ideas que Lisbeth Nietzsche rebusca y agrupa tendenciosamente, tienen como origen el nacionalismo exacerbado del marido de ésta. Por eso conviene aclarar estas circunstancias desde el resto de su obra y desde una letura pausada para situar al filósofo dentro del contexto de la historia de la filosofía y muy lejos de todo el desarrollo político que tendrá como momento álgido la entrada del nazismo en el poder, del que lecturas completamente interesadas, le convertirán en una especie de precursor.
         La verdad es que Nietzsche es enemigo del nacionalismo, que considera una "neurosis europea". Caricaturiza a los alemanes porque a su entender "han colocado la locura política y nacional en el lugar de la cultura." ¿Cabe más lejanía de todo ese loco discurso pro germánico?
En lo que se refiere al antisemitismo, pese a ciertas afirmaciones que hace en su obra que tienen como intención provocar, como con otros muchos asuntos, si hacemos caso a su correspondencia, muchas veces afirmó que le era odioso. En una carta a su hermana señala que repudia completamente ese antisemitismo que parece emerger de forma intensa ya en su época.
        Pero lo que me parece más definitivo para separarle de las megalomanías nazis es el análisis de su propia filosofía. El superhombre no tiene nada que ver con nadie parecido a Hitler, al que Nietzsche hubiera situado sin más dentro del nihilismo moral posterior a la muerte de Dios. Como ya hemos visto en clase el advenimiento de una nueva moral no será inmediato, sino que el mundo sufrirá "guerras como el hombre no ha conocido" hasta que definitivamente surja la nueva moral.

    Aquí os dejo la presentación de la película de Stanley Kubrick que usa como tema de su banda sonora el comienzo de "Así hablo Zaratustra" de Richard Strauss, un poema sinfónico inspirado en el libro de nuestro autor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada